martes, 13 de marzo de 2012

Floreciendo

Esta entrada se la dedico especialmente a mi amiga Laura, que ha salido del hospital hace unos días, después de un susto de esos que según me cuenta le hacen valorar la vida más que nunca en sus pequeñas cosas. El domingo me contaba que se emocionaba pudiendo desayunar en casa deleitándose con el sencillo aroma del café y el olor de las porras.
Para tod@s y especialmente para ti, Laura quiero compartir hoy a través de una sencilla foto de un almendro en flor que hay en el patio de mi trabajo. Al verlo he tenido un momento de esos de verdad, de los que me gusta encontrar cada día, un momento en que la sencillez de las pequeñas cosas, en este caso la naturaleza, nos brinda estando ahí a la espera de que miremos con los ojos del querer ver, del pararse a mirar y a admirar.

Mejórate pronto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario