viernes, 25 de mayo de 2012

Un estudio demuestra que los matrimonios con hijos son más felices

Contrariamente a la creencia de estudios recientes y populares, la experiencia de ser padres aumenta los niveles de felicidad y sentido en la vida que las personas que no tienen niños, según investigaciones de la Universidad de California, la Coumbia británica y la Universidad de Stanford.
Gracias a los estudios realizados , sabemos que los padres también son más felices durante el día cuando están cuidando de sus hijos que durante otras actividades.
Estos descubrimientos han sido publicados en una revista bajo el título: En Defensa de la Paternidad: los hijos están asociados a la alegría más que a la miseria. "No decimos que ser padres haga a las personas felices, pero la paternidad está asociada a la felicidad y a la autorealización", ha explicado Sonja Lyubomirsky, profesor de psicología en la Universidad de California.
Los descubrimientos se encuentran en medio de una nueva ola de la investigación que sugiere que la paternidad viene con algunos pensamientos positivos, además de la responsabilidad añadida. El estudio también encaja con la mentalidad de que tener hijos es una necesidad natural que forma parte de la evolución humana."Si vas a una cena en un restaurante, los padres en la habitación estarán tan contentos o incluso más que los demás invitados sin hijos", afirma rotundamente uno de los científicos.
Los científicos han dirigido tres estudios que han indagado en si los padres son más felices que las parejas sin hijos; si se sienten mejor en cada momento que los que no lo son, y si la experiencia de pasar tiempo como padres provoca sentimientos más positivos cuando se cuida de los niños.
La consistencia de sus descubrimientos durante los tres estudios "proporciona una fuerte evidencia que contradice la impresión generalizada de que los niños se asocian con una reducción del bienestar".

Entre los descubrimientos

Los padres expresan grandes niveles de felicidad, emociones positivas que aportan sentido a sus vidas. Estos descubrimientos han demostrado también, que los niveles de felicidad son compensados con la fuerte responsabilidad y los deberes que supone tener un bebé.

Los matrimonios mayores tienden a ser los más felices. "Nuestros descubrimientos sugieren que si eres mayor -o más maduro- y estás casado, serás más felice si tienes un hijo", afirma el director de la investigación. "Sin embargo, esta teoría no se aplica para las personas solteras o los padres muy jóvenes".





No hay comentarios:

Publicar un comentario