viernes, 22 de junio de 2012

Optimismo crítico versus pesimismo crítico

Los expertos recomiendan el optimismo como mejor vehículo para salir de la crisis. Eso sí, "un optimismo crítico".

"El pesimismo nos paraliza". Así de claro lo tiene Eduard Biosca, actor, cómico y guionista que, en estos tiempos que corren, se ha fijado un objetivo: difundir el optimismo global. "Defiendo un optimismo crítico, que es el que ve el problema, el que lo detecta y el que actúa. Si eres pesimista crees que las cosas no tienen solución", asegura, mientras añade otro apunte: "El optimista crítico no es el que cree que las cosas son fáciles, sino que son posibles".
Biosca, que acaba de publicar el libro 'Optimismo Global', "con 100 argumentos en contra de los pesimistas y a favor de la felicidad", incorpora también una visión de futuro. Ser optimista "no es tener una visión positiva del presente, sino del futuro". Así, tal y como indica en su libro, "no es ver el vaso medio lleno, sino darse cuenta de que se está llenando".
Video: José González
Pero, el optimismo también tiene límites. Así lo asegura Diego Martínez, psicólogo y consultor, quien cree que "a día de hoy ser optimista te permite ver oportunidades en lugar de bloqueos.Pero una persona extremadamente optimista puede que no se cuestione su manera de actuar y confíe demasiado en el futuro", explica. Por ello, "hay que manejarse entre los dos polos manteniéndonos en medio para ser funcional", asegura.

ALEJAR EL PESIMISMO
Un truco para alejar el pesimismo de nuestras vidas es poner nuestra situación en contexto. "Si miramos la historia, vemos que estamos en una época con menos hambre, menos guerras y más libertad. Esto lo sabemos, y seguimos siendo pesimistas", asegura Biosca. Por ello cree que "el mundo va a mejor, eso es indudable. En 1800 la esperanza de vida era de 40 años. Con estos datos, uno no puede ser más que optimista", sentencia.
Para Sergio Fernández, locutor del programa Pensamiento Positivo, de ABC Punto Radio, "disponemos de todo lo necesario para salir adelante, pero tenemos el foco todo el día en lo negativo. Vivimos en una sociedad de profundos insatisfechos y, en lugar de quejarnos, tenemos que agradecer por lo que tenemos".

Fuente: http://www.que.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario