martes, 26 de junio de 2012

Salva a un ladrón de caer desde un segundo piso y luego lo detiene

Un hombre de 43 años salvó a un delincuente de caer al vacío desde un segundo piso al sujetarlo fuertemente mientras el individuo se agarraba con una sola mano al balcón de la casa donde intentaba robar. Los hechos ocurrieron sobre las seis de la madrugada del pasado viernes en la calle Sánchez Coello de Valencia cuando el ladrón trataba de escapar.

Segundos antes, María Dolores E. había sorprendido al individuo en el comedor de su vivienda. «Me levanté temprano para ir al trabajo, y mi perro empezó a ladrar», relata la vecina. «Cuando encendí la luz y vi al tío en mi casa chillé con todas mis fuerzas como una loca», añade la mujer.
 
Los gritos despertaron a la hija, la madre y al hermano de María Dolores. Este último salió detrás del ladrón, que se descolgó por la fachada. Pero su arriesgada y precipitada huida casi le cuesta un disgusto. El delincuente, que estuvo a punto de caer al vacío, se agarró con una sola mano al balcón. El vecino le ayudó entonces y sujetó fuertemente el otro brazo del individuo para que no cayera.
 
Una vez a salvo, el ladrón logró bajar a la calle y se alejó del lugar caminando, pero Rafa E. corrió escaleras abajo y lo atrapó tras una corta persecución. El ciudadano inmovilizó al delincuente hasta que llegó una patrulla del retén de la Policía Local del Marítimo y lo detuvo. «Primero me amenazó y luego me pidió que lo soltara», explica el vecino. «Yo le dije: ¿cómo voy a soltarte si querías robar en mi casa», añade el vecino.
 
Los agentes de la Policía Local cachearon al ladrón y descubrieron que ocultaba un pequeño espejo en los genitales. También agradecieron al ciudadano su colaboración. Tras leerle sus derechos, los policías locales trasladaron a Ángel M. S., de 45 años, a un calabozo del complejo policial de Zapadores. El detenido tiene numerosos antecedentes policiales.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario