sábado, 30 de junio de 2012

Un perro salva de morir ahogado a un bebé

El pasado fin de semana Patricia Drauch, una madre de Míchigan, Estados Unidos, sufrió uno a de los sustos más grandes de su vida cuando vio a su bebe de 14 meses flotando en la piscina con los labios morados. Por suerte, su perro Bear, un labrador negro, se encontraba allí para salvarle la vida. El perro se lanzó a la piscina y mientras arrastraba al bebé a la orilla, mantenía la cabeza del pequeño fuera del agua.

Todo ocurrió por un pequeño despiste, cuando Patricia Drauch de 30 años, estaba llevando unas herramientas al garaje. Pensaba que su hijo de 14 meses se encontraba detrás de ellas, pero cuando se quiso dar cuenta no estaba allí. Patricia comenzó a buscar a su hijo Stanley y no le encontró, cuando decidió mirar en el jardín vio al pequeño flotando en la piscina con los labios morados.
En ese momento se dio cuenta que el perro de la familia, un labrador negro, mantenía la cabeza del pequeño fuera del agua y le empujaba hacia la orilla.
En declaraciones de Patricia Drauch al diario Huffington post, "creemos que si no hubieses sido por Bear, mi hijo no estaría vivo. Fue increíble ver como le llevaba el perro".
"Bear es un héroe, siempre pensé que Bear siente a los niños como sus propios hijos".

No hay comentarios:

Publicar un comentario