lunes, 9 de julio de 2012

Niño salvado de ser arrollado por un tranvía

Un joven de treinta años logró saltar a las vías para empujar a un niño de siete años que, sin darse cuenta de la llegada del tranvía, iba a ser arrollado.

Los hechos ocurrieron sobre las 22.30 horas a la altura del número 18 de la avenida de Miriam Blasco (Alicante) . Saúl Serrano, un joven granadino que había empezado a trabajar hacía apenas una semana en el local Planet Golf Café de la zona del golf, empujó al niño para que no fuera atropellado, pero no pudo evitar que el vagón de cabecera de la Línea 4 le golpeara, provocándole una fractura de clavícula, una brecha en la cabeza y varias contusiones en el cuerpo.
 
Según relató Serrano en declaraciones a este periódico, él actuó «como lo hubiera hecho cualquiera». «Iba por los bares de aquella zona trabajando y vi que el niño en la vía no se daba cuenta de que venía el tren, ya que apenas hacen ruido. Fui corriendo, salté para empujarle y desde entonces, me acuerdo más de los hechos por lo que me han relatado que por mí mismo», apuntó.
 
Tras la escena, el pánico cundió por unos minutos en la avenida Miriam Blasco, pero al ver que el niño no presentaba apenas lesiones y que Serrano estaba consciente, los presentes llamaron a los servicios médicos de urgencia. El joven granadino fue atendido en el lugar del accidente de la herida en la cabeza, que necesitó de varios puntos de sutura, y fue reconocido por los médicos. Posteriormente, fue trasladado al Hospital Universitario de San Juan, donde fue reconocido más a fondo. Se le diagnosticó la fractura de clavícula y pasó la noche en observación. Junto al joven, en el hospital permaneció la madre del niño salvado que, según comentó Serrano, «quiso estar a mi lado acompañándome toda la noche, porque se enteró de que no tenía familiares en Alicante».
 
Vuelta a casa
 
Durante la mañana de ayer, Serrano fue trasladado al Hospital Perpetuo Socorro de Alicante e iba a ser intervenido por la tarde de la clavícula. No obstante, con la llegada de sus familiares, prefirió trasladarse para la operación a Granada «para así poderme recuperar cuanto antes», explicó.
Este afán de Serrano por la pronta recuperación reside en que, pese a haber cursado estudios de marketing, su trabajo de comercial de publicidad y relaciones públicas en Planet Golf Café es «un trabajo mientras salga una oposición a bombero», para lo que se prepara desde hace varios años, indicó.
 
Por el momento, tendrá que recuperarse del accidente y deberá esperar a nuevas oposiciones para ejercer de bombero, pero la valentía que se presume para este oficio, quedó más que demostrada la noche del pasado jueves, donde se convirtió en un héroe salvando la vida del niño.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario