jueves, 18 de octubre de 2012

Para evitar la ansiedad tras perder el trabajo, lo mejor es aprovechar el tiempo

"La gente dispone de más tiempo y hay personas que saben organizar bien ese tiempo y se adaptan a las nuevas circunstancias con facilidad, y otras, que son la mayoría, tardan meses en planificar su vida", explica el psicólogo de trabajo Julio César Díaz, quien constata el aumento de personas con ansiedad e inquietud que reclaman ayuda para superar las nuevas situaciones.
 

Reinventarse y buscar apoyos

"La pérdida de empleo ante la crisis supone un replanteamiento existencial de lo que eres y de lo que supone para los que están contigo, y todo eso hay que hacerlo desde la humildad; si uno no logra entrenarse para sobrellevarlo puede crear problemas de soledad y fatalismo, porque nuestra cultura previa de tanto éxito y de que todo iba sobre ruedas no facilita esas pautas de entrenamiento", advierte el experto.
Nuestra cultura previa de tanto éxito y de que todo iba sobre ruedas no facilita esas pautas de entrenamiento Aprender o mejorar idiomas, realizar cursos de especialización y doctorados o dedicar el tiempo libre a ejercer el voluntariado son algunos de los propósitos que se han planteado afectados por regulaciones de empleo, con reducciones de jornada y prejubilaciones.
"Los miedos futuros a una continuidad en el empleo hacen que sean frágiles, vulnerables y dependientes, y la solución pasa por establecer pautas o rutinas de vida, hacer deporte, salir con una cierta organización y buscar apoyos en redes sociales, en la familia o en un centro que ayude a reflexionar lo que vale cada uno para adaptar la autoestima del trabajo", expone el especialista.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario