sábado, 24 de noviembre de 2012

Aparece el balón que perdió en el tsunami de Japón

Infoptimismo, el blog de las noticias positivas,  comparte los mismo fines e intenciones que la web  cuentamealgobueno.com, poniendo el foco en las buenas noticias, esas que quedan eclipsadas entre el maremagnum de noticias que informan de sucesos negativos. Precisamente cuentamealgobueno publica hoy una historia optimista que quiero compartir con vosotr@s:
 
 Una pareja estadounidense, David y Yumi Baxter, paseaba por las playas de Alaska cuando encontró una pelota en la que aún se podían leer varios mensajes con caracteres japoneses.

Recupera su balón tras el tsunami
                                                       Recupera su balón tras el tsunami
 
La pareja se puso en contacto con la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica estadounidense para intentar dar con el propietario. Tras ver en los medios la imagen de la pelota con su nombre escrito sobre ella, Misaki Murakami, un joven de 16 años, no tuvo duda de que se trataba de su balón, un regalo de despedida que sus compañeros de primaria le hicieron cuando cambió de colegio. Sobre la pelota está escrito el mensaje “¡Ánimo Misaki Murakami!”, fechado en marzo de 2005 y firmado por alumnos de tercer curso de la escuela primaria a la que asistía el joven. Murakami ha dado las gracias personalmente por teléfono a la pareja, que por su parte ha explicado que tienen planeado viajar a Japón para entregarle en persona el balón que viajó surcando más de 3.100 kilómetros.
 
El joven lo perdió todo en el tsunami que arrasó por completo su casa, le resultó imposible recuperar ni una sola de sus pertenencias, por lo que esta noticia le ha proporcionado un gran aliento de esperanza y ánimo. Así que espera ansioso recuperar el único objeto que le quedó del desastre.
 
Los Baxter también encontraron una pelota de voleibol con mensajes escritos en japonés, aunque de momento nadie la ha reclamado. Hace más de un año de la catástrofe y objetos de todo tipo llegan continuamente a las costas de Alaska tras haber sido arrastrados por el tsunami y atravesar todo el Pacífico Norte. Entre ellos, por ejemplo, se encuentra el famoso “Ryon-Un Maru”, un gran barco pesquero.
Parece que, todo lo que se pierde se puede volver a encontrar en el momento menos esperado.

Misaki Murakami
                                                                    Misaki Murakami

No hay comentarios:

Publicar un comentario