jueves, 15 de noviembre de 2012

"Felicidad inadvertida"

El título de esta entrada corresponde al libro del escritor y psicopedagogo de la Universidad de Navarra, José Benigno Freire, quien ha afirmado para europapress que "el humor es un antídoto contra el sufrimiento" y ha indicado que "es imposible lograr la felicidad absoluta".
 
En el volumen, dirigido a "cualquiera que quiera ser feliz", el escritor asegura que esta felicidad no puede ser absoluta y acuña el término de "felicidad razonable" para referirse a un cierto bienestar y aceptación de la realidad. "Es imposible lograr la felicidad absoluta porque el realismo nos lleva a ver que la vida tiene dificultades, problemas, contrariedades. Hay que ser feliz con todo eso, intentando solucionar los problemas y sobrellevándolos. Tenemos que lograr una felicidad razonable", explica el profesor del departamento de Educación.
 
Para conseguir esta felicidad relativa, uno de los instrumentos importantes recomendados por el autor es el humor. "El humor es fundamental. Distancia de las situaciones que llevan a no ser feliz, sirve como antídoto. Puede ser un arte y un truco, porque lo puedes utilizar en situaciones adversas para lograr evadirlas. El humor es una manifestación del amor, del querer a la gente", señala.
 
En este sentido, José Benigno Freire basa su argumento en la superación del sufrimiento como una vía para alcanzar la felicidad a largo plazo. "La felicidad nos la da el realismo. No consiste en tener mucho o poco sufrimiento, sino sacar lo positivo de él. El sufrimiento no es bueno en sí, pero su aceptación nos puede hacer felices a largo plazo".
 
Por último, el profesor de la Universidad de Navarra también se fija en la belleza y contemplación como un contexto para encontrar la paz interior. En su opinión, "la contemplación de la belleza y las cosas buenas nos sitúa, en vez de en unas arenas movedizas, en unas arenas quietas que facilitan mucho el camino de la felicidad".
 
"Desde el punto de vista de la autoayuda el objetivo era dar un paso más. La mayoría de los libros de autoayuda se queda un paso atrás de lo que necesita el hombre: el esfuerzo personal. Plantean conductas para resolver un problema, pero no se centran en el esfuerzo que tiene que llevar a cabo la persona", concluye.
 
  

No hay comentarios:

Publicar un comentario