lunes, 19 de noviembre de 2012

Sembradores de alegría


Las personas optimistas, joviales y con sentido del humor son un ejemplo a seguir. Su carácter enseña a ser positivos ante los problemas.
 
El prestigioso psicólogo y pedagogo Bernabé Tierno muestra su reconocimiento hacia «esas personas que parece que han venido al mundo para celebrar constantemente la vida y en todo lo que hacen, y allá por donde pisan, dejan una huella indeleble y el recuerdo de su jovialidad, simpatía y bondad».
Precisamente la jovialidad, junto el buen carácter, el entusiasmo, el sentido del humor y el optimismo vital, conforman «el quinteto de la felicidad y del éxito, que más amigos y bondades puede reportarnos a lo largo de la vida». Son los cinco atributos de los individuos que Tierno denomina «sembradores de alegría».
Según el autor del libro Los pilares de la Felicidad, si aplicamos este quinteto de virtudes a nuestra vida nos ayudará a cosechar éxitos en cualquier área, «tanto para progresar en nuestra profesión y mejorar nuestras relaciones, como al negociar y convencer a otras personas o intentar corregir conductas ajenas».
Según Bernabé Tierno los sembradores de alegría son «aquellos que saben ver que, aunque la tormenta que se acerca y parece que se convertirá en un diluvio, todo queda después en un simple aguacero» y cumplen en sus vidas con uno de los grandes pensamientos del filósofo Blas Pascal: «estando siempre dispuestos a ser felices, es inevitable serlo».
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario