miércoles, 26 de diciembre de 2012

Un empresario cumple la tradición de repartir la cena de Nochebuena solo entre los inmigrantes

El empresario hostelero Patrocinio Mora cumplió ayer con la tradición de repartir la cena de Nochebuena entre los asentamientos de inmigrantes levantados en los alrededores de Lepe (Huelva), un hecho que repetirá, aunque por última vez, la próxima Nochevieja.
 
Mora, que ha lamentado que la crisis económica le impedirá seguir con esta costumbre en años venideros, ha modificado este año el reparto, y en lugar de hacerlo por la tarde lo efectuó desde las 13.00 horas, con la ayuda de voluntarios de la ONG Cáritas, y provisto de recipientes para conservar la comida caliente y en buen estado el mayor tiempo posible.
 
El reparto lo ha iniciado en el asentamiento que se encuentra en las inmediaciones del cementerio de la localidad, donde vive casi un centenar de personas, para continuar en otros campamentos, siempre con la idea de que los que se queden sin repartir serán atendidos durante la Nochevieja.
 
Para ellos, ha repartido un menú compuesto por platos como pollo o arroz con menestra, con la premisa de obviar cualquier plato derivado del cerdo, ya que muchas de las personas que viven en los asentamientos son de religión musulmana, y también en coordinación con el comedor social del municipio.
 
Patrocinio Mora ha hecho un llamamiento a las personas que han visto como desarrolla esta acción para que tomen su relevo en años posteriores, ya que la actual situación económica le impide hacerlo por sus propios medios.
 
Su ejemplo ha cundido entre un grupo de empresarios de la localidad, que el pasado fin de semana acudieron a entregar alimentos a los asentamientos, y lo hicieron acompañados de niños, para mostrarles que “la vida no es fácil”, como explicó el promotor de esta actividad, Marcos Reyes.
 
Se trata de una iniciativa que él ha realizado a modo individual en años anteriores, aunque en esta ocasión ha implicado a varios empresarios más de la localidad, que aportarán “lo que pueda cada uno para organizar la cena”.
 
De forma paralela, han entendido que la presencia de los niños, hijos de los empresarios en su mayoría, será muy importante para hacerles ver “que hay una realidad muy cercana a nosotros”, ya que Reyes tiene su empresa en las inmediaciones de uno de los asentamientos.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario