domingo, 3 de febrero de 2013

Una pareja se compromete a 310 metros de altura

La inauguración oficial del rascacielos Shard de Londres, el edificio más alto de la Unión Europea, se vio interrumpida por un joven que se arrodilló para pedir la mano de su pareja entre una marea de fotógrafos.

El británico James Episcopou, de 22 años, no era consciente de que la pedida que tenía planeada hace meses coincidiría con la llegada del alcalde de Londres, Boris Johnson, para inaugurar oficialmente el mirador del edificio, de 310 metros de altura, a las orillas del Támesis.

"Lo tenía pensado desde julio del año pasado; cuando salieron las entradas, pensé que tenía que comprarlas, porque el mirador era el mejor lugar para declararse", relató el joven a los medios de comunicación.

Pese a saberse observado por decenas de cámaras y periodistas, Episcopou no cambió sus planes y siguió adelante con la proposición: "No tenía la más mínima duda de que lo iba a hacer".

James Episcopou gets down on one knee in front of a group of assembled media to propose to his girlfriend Laura Taylor at the official opening of “The View” viewing platform at the Shard skyscraper in London, Friday, Feb. 1, 2013. The 95-story Shard, which is the tallest building in Western Europe, stands at 310 meters (1,016 feet), dwarfing almost everything around it, including nearby Tower Bridge and St Paul’s Cathedral.
                                    foto: Matt Dunham, AP (http://www.vancouversun.com)

Su pareja y ya prometida, Laura Taylor, también de 22 años, aseguró que "no tenía ni idea" de lo que planeaba su novio, y creía que, simplemente, iban a contemplar las vistas de todo Londres desde uno de los miradores del rascacielos, localizado en la planta 72, a 244 metros de altura.

Fuente: http://www.diariodenavarra.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario