martes, 9 de abril de 2013

Una mirada, un mundo de emociones

La artista serbia Marina Abramovic, empezó su carrera a comienzos de los años 70. Activa durante más de tres decádas, explora la relación entre el artista y la audiencia, los límites del cuerpo, y las posibilidades de la mente.
 
En una retrospectiva de su obra celebrada en el 2010 en el MoMa titulada "El artista está presente"  donde los espectadores eran invitados por turno a sentarse enfrente, a compartir la presencia de la artista se pudo presenciar  uno de los momentos más mágicos y emotivos cuando quien se sentó frente a ella fue un antiguo novio,  Ulay, con el que tuvo una intensa relación amorosa en los 70´s. Cuando ambos vieron que ésta se venía abajo decidieron caminar la Muralla China, cada quién desde un extremo para encontrarse en el centro, darse un fuerte abrazo y no volver a verse. Veintitrés años más tarde se reencuentran cara a cara, un minuto de silencio mirándose a los ojos y esto es lo que pasó cuando apareció él.
 
 
 
                                                     Fuentes: http://adqat.org
        http://es.wikipedia.org
              https://www.youtube.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario