jueves, 2 de mayo de 2013

El optimismo puede alargar la vida más de 7 años

Ver la vida de una manera optimista está asociado a un mejor envejecimiento, lo que conlleva a vivir hasta 7,5 años más. Según el informe "El envejecimiento activo: el papel de la familia", presentado hoy por The Family Watch, el envejecimiento activo es la mejor forma de prevenir enfermedades y lograr que la calidad de vida no disminuya en la tercera edad.
 
 
Ignacio Socías, director general de The Family Watch, destacó la importancia de tener un envejecimiento positivo y activo y recordó que por primera vez en el año 2012 los mayores de 65 años superaron a la población menor de 16. "En la Unión Europea, se vive cuatro horas más cada día que pasa", dijo. Para ello, describió, hay que cuidar cuatro aspectos fundamentales: Mantener un estilo de vida saludable, fomentar las emociones positivas, participar en la sociedad y fomentar la actividad congnitiva. En este último aspecto, Fermín Mínguez, geróntólogo de la Fundación Vianorte-Laguna, indicó que la prevención es el mejor arma. "A los 35-40 años pueden comenzar determinadas patologías que entorpecen el envejecimiento activo". Asimismo, sobrayó que es necesario "tomar todas las medidas posibles" para envejecer bien y fomentar las prácticas saludables para evitar que, tal y como informa el Instituto Nacional de Estadística, en el año 2032 llegue a haber más de un 45 % de mayores de 65 años en situación de dependencia.
 
 Así, cuando comiencen los síntomas -como olvidarse de cosas cotidianas- hay que atajar el problema y comenzar a trabajar sobre el problema. En este sentido, Teresa Fuentes, directora del centro de Día psicogeriátrico de la Fundación Vianorte-Laguna, explicó que "no hay que esperar a que aparezca el problema de forma evidente para comenzar a tratarlo". Por ello, han puesto en marcha un programa en el que personas todavía activas pueden acudir a intentar ralentizar el proceso de demencia si notan cualquier síntoma. "Estas personas reciben entrenamiento cognitivo y logran ralentizar su proceso y mejorar sus capacidades", afirmó. Para evitar el envejecimiento, Fuentes, recomendó a los mayores hábitos fáciles de cumplir: "Para mantener las capacidades cognitivas lo mejor es leer libros, que obligan a tener una continuidad todos los días, hacer crucigramas, ordenar armarios o simplemente reorganizar la agenda".

Uno de los apoyos más importantes para los mayores sigue siendo su familia. Deben sentirse útiles, ya sea en el cuidado de los nietos, como en el fomento del diálogo y las relaciones intergeneracionales, destacó José Antonio Serrano, secretario de Salud del Área de Saludo de The Family Watch.

En este punto, Socías indicó que a pesar de la mala situación económica que están viviendo las familias, muchas de las cuales recurren a las pensiones de sus mayores para salir adelante, valoró como positiva esta situación porque "les hace sentirse importantes, implicados. Muchos padres vuelven a casa de los abuelos y hacen que los mayores se vuelvan a sentir útiles otra vez. En cambio, un factor negativo que influye también a los mayores son los conflictos de familia porque cuando se produce un divorcio, hay muchos abuelos que dejan de ver a sus nietos y esto les perjudica. Por ello, hay que recordar que no sólo afecta a los niños y a los padres, sino que las personas mayores también se ven perjudicadas en estos procesos de separación".
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario