viernes, 26 de julio de 2013

Alegría y optimismo podrían protegernos de problemas cardíacos

No hay otra opción, es mejor ser alegres, positivos y optimistas pues tendremos mayores posibilidades de no sufrir de problemas cardiacos.
 
Alegría y optimismo podrían protegernos de problemas cardíacos
 
 
De acuerdo a estudio realizado por la profesora Lisa Yanek, asistente de medicina interna general de la Facultad de Medicina la Universidad de Johns Hopkins "Un temperamento más alegre tiene un efecto real sobre la enfermedad, y como resultado quizás uno sea más sano".
 
Datos de más de 7,400 estadounidenses fueron examinados por la profesora y sus colegas y encontraron que ser alegre, relajado, enérgico y estar satisfecho con la vida reducía el riesgo de ataque cardiaco, muerte cardiaca súbita y otros problemas graves del corazón en hasta un 50 por ciento.
 
Los mecanismos subyacentes al efecto protector de ser optimista y positivo no están claros, indicó Yanek, según la nota publicada por HealthDay.
 
Investigaciones anteriores han mostrado que las personas deprimidas y ansiosas son más propensas a sufrir ataques cardiacos y a morir de ellos que las personas con personalidades más alegres.
 
Aunque el estudio, que aparece en una edición reciente de la revista American Journal of Cardiology, halló una asociación entre el optimismo y un menor riesgo de problemas cardiacos, no estableció causalidad. Yanek anotó que las personas con personalidades alegres tienden a nacer así, y para la gente cambiar el temperamento no resulta fácil.
 
Se ha sugerido que las personas que tienen una disposición alegre también son más propensas a cuidarse mejor y a tener más energía para hacerlo. Sin embargo, Yanek dijo que su investigación muestra que las personas optimistas seguían teniendo muchos factores de riesgo para las enfermedades cardiacas, pero tenían menos eventos cardiacos graves.
 
(Fuente: Johns Hopkins Medicine, news release, July 2013 HealthDay)
 
Fuente de noticia:  http://www.rpp.com.pe

No hay comentarios:

Publicar un comentario