martes, 27 de agosto de 2013

Amor a raudales

Acabo de terminar de ver un video que está dando la vuelta al mundo en las redes sociales, aún estoy maravillada, adoro la poesía, y se agradece ver a alguien recitándola con tal intensidad. Es la historia de un chico Neil Hilborn  con Trastorno Obsesivo Compulsivo que escribe y recita participando en un concurso un poema, sin resignación a perder a la chica que le ha dejado.
 
Su profunda carga emocional ha conmovido de tal forma a los internautas que el poema TOC (sigla que identifica el Trastorno Obsesivo Compulsivo que sufre su propio autor) se ha convertido en un auténtico fenómeno viral como pocos. La grabación muestra a Neil Hilborn, un joven estadounidense víctima de este tipo de transtorno mental, recitando un poema de amor durante la final del concurso de poesía de Rustbelt.
 
Sus versos, empapados de la carga emocional añadida que supone que él mismo los recite -puede apreciarse en Hilborn los efectos de su enfermedad mientras entona el poema-, describen, dolorosa pero magníficamente, qué supone este tipo de trastorno en una relación amorosa.
 
Según afirman varios medios, el artista explicó que aunque la mayoría de los tics que se reflejan durante su exposición son intencionados, otros sí son reales. El trastorno obsesivo compulsivo se caracteriza por los pensamientos intrusivos, recurrentes y persistentes, que producen inquietud, aprensión, temor o preocupación. Esta enfermedad, que pertenece al grupo de los desórdenes de ansiedad, genera conductas repetitivas, denominadas compulsiones, que no deben confundirse con manías o rituales.
   
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario