lunes, 24 de febrero de 2014

Una historia de amor sin edad

Una muestra de que para el amor no hay edad es la historia de Adán Jacinto Rosas, de 91, y María Cristina Borchetti, de 75 años, que se casaron ayer en Córdoba.

Se conocieron hace seis meses tomando un helado. Sobre cómo le propuso matrimonio, el novio confesó que le dijo: "Podemos concretar algo dulce".

Antes de la ceremonia que comenzó a las 12.25 Adán contó que en primer lugar se irán de luna de miel a Costa Rica, y,en julio, a Austria.

En el primer lugar, visitarán al hijo de María Cristina y, después, a sus hijas.

"Esta luna de miel no se termina ahora. Vamos a vivir de luna de miel. Siempre que podamos hacer una salida vamos a andar haciéndola. A los dos nos gusta mucho pasear", dijo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario