miércoles, 11 de junio de 2014

El abrazo de una madre a su bebé recién nacido y muerto le devolvió a la vida

Kate Ogg dio a luz a sus dos hermosos mellizos de manera prematura, pero uno de ellos, Jaime, había nacido sin vida. Sin embargo, ella pidió conocerlo, para así abrazarlo y disfrutar un poco de su compañía…

Ella, sin importar absolutamente nada, comenzó a cantar, como si todo estuviera bien, mientras su bebé yacía inmóvil en su regazo, pero de un momento a otro, Jaime despertó y en un suspiro comenzó a tomar leche del pecho de su madre… Un hermoso acto instintivo que le daba la primera señal de esperanza a su madre. Sin embargo, los médicos, un poco escépticos, argumentaron que se trataba de un reflejo.

Poco después, Jaime comenzó a respirar rápidamente y volvió a la vida... Demostrando de esta manera que el amor de una madre supera todo lo conocido. Mira el vídeo para que puedas apreciar en primera fila esta hermosa y conmovedora historia.



No hay comentarios:

Publicar un comentario