miércoles, 31 de mayo de 2017

La madre que supo que su hijo era especial

Si no nos ponemos o nos imponen límites, la proyección es infinita

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario